Productos baratos para piscinas y jardin

Cuidar el agua de piscinas es una de las tareas de mantenimiento más importantes dentro de esta instalación. No solo se requiere que el agua esté limpia, sino también que sea saludable y se adapte a nuestras necesidades.

Mantener el agua de la piscina limpia y en perfecto estado no es tan complicado si se siguen algunos de los siguientes consejos básicos.

Desinfectar el agua

El agua desinfectada evita la aparición de algas, bacterias y microorganismos que son nocivos para el baño y pueden provocar que el agua se enturbie. Para ello, se pueden utilizar tabletas de cloro, oxígeno o activo o instalar en la piscina un aparato de electrólisis salina.

Además, habrá que emplear también un alguicida alrededor del perímetro de la piscina y bromo a modo de desinfectante para cuidar el agua de piscinas.

Ajustar el pH

El valor de pH correcto para el mantenimiento del agua en piscinas debe situarse entre el 7,2 y el 7,6. Un pH elevado o muy bajo en los cuidados del agua para piscinas puede provocar irritación en la piel y en los ojos.

Asimismo, si no se halla entre estos valores es probable que el agua se enturbie con el tiempo y la piscina sea más proclive a la corrosión.

Cuidar el filtro de la piscina

Si el filtro de la piscina está sucio, la calidad del agua no será la más adecuada. Lo ideal para el mantenimiento de piscinas sería limpiar y desinfectar la arena del filtro al menos una vez al año.

También habrá que desincrustar la cal del filtro varias veces al año y cambiar el medio filtrante al menos cada cinco años aproximadamente para cuidar el agua de piscinas.

La bomba de la piscina

Al igual que hay que cuidar el filtro, es muy importante realizar un buen mantenimiento de la bomba de la piscina. Se recomienda limpiar con regularidad el pre-filtro de la bomba para que pueda entrar el caudal de agua necesario en el filtro. Además, hay que tener muy en cuenta que la bomba esté calculada para el filtro de la piscina.

Reducir la temperatura del agua

Cuanta mayor temperatura tenga el agua, más fácil será que se evapore. Para reducir la temperatura del agua y mantener piscinas se pueden utilizar bombas de calor.

Otra opción para cuidar el agua de piscinas sería poner en marcha la bomba de filtro con mayor frecuencia, sobre todo por las noches, con lo que se consigue agitar el agua y aumentar la pérdida de calor en la superficie.

Cuidar el agua de piscinas: Tratamientos para el agua

Hay dos tratamientos que son más que recomendables para disfrutar de un agua de la piscina en buen estado:

  • Cloro: usar un cloro de desinfección rápida (una pastilla cada 25 metros cúbicos) y un nivel de cloro de 1 mg/l y 1,5 mg/l
  • Sal: hay que aplicar cloro de disolución rápida junto a 3 – 5 kilos de sal por cada metro cúbico de agua (para este tratamiento hay que disponer de clorador salino y equipo de filtración)

Los productos químicos a usar

Ciertos productos químicos son ideales para cuidar el agua de piscinas. Entre ellos serán imprescindibles el cloro, el floculante, los productos de tratamiento de choque para eliminar bacterias y mantener el pH y los alguicidas. Estos últimos ayudan a que el agua no se ponga verde, mientras que los tratamientos de choque son el remedio perfecto para aquellas situaciones en las que el agua pasó a tener ya un color verde o marrón.

Limpiar el fondo y las paredes de la piscina

Tanto si se emplean productos químicos como si se dispone de un purificador de agua, es más que recomendable para el mantenimiento del agua en piscinas limpiar el fondo y las paredes con frecuencia (al menos una vez por semana).

En el mercado actual hay robots limpia-fondos que realizan el trabajo a la perfección para cuidar el agua de piscinas. No obstante, siempre podrá realizarse a la manera convencional con un cepillo o un barredor manual.

Cuida el agua de la piscina con una lona o una cubierta

Una lona o una cubierta es un elemento clave para evitar que el agua se pueda evaporar y mantener piscinas. Además de ayudar a no perder agua, una cubierta mantiene el calor de la piscina y reduce el número de productos químicos a utilizar.

Cubrir la piscina es también la mejor opción para que no caigan residuos dentro del agua y esta se mantenga siempre limpia y cristalina.

Automatizar la depuración del agua

La depuración del agua automatizada es sin duda la mejor opción que podemos atender hoy en día para cuidar el agua de piscinas. Algo que se puede hacer rápida y fácilmente instalando un temporizador para que la bomba se conecte todos los días a una hora determinada. Una vez terminado el ciclo de filtrado, se detendrá sin que tengamos que estar pendiente del encendido y apagado.

Estas son solo algunas de las recomendaciones para el cuidado de la piscina que se pueden seguir. Siguiendo estos consejos básicos vamos a poder disfrutar de un agua limpia y saludable por más tiempo.