Productos para piscinas al mejor precio

El ejercicio en el agua es perfecto cuando las altas temperaturas bajan los deseos de querer practicar cualquier deporte; ya que esta es una alternativa efectiva que te puede ayudar a mantenerte en forma y a lograr tus objetivos durante el verano.

El agua es un excelente medio para realizar algunos ejercicios que habitualmente no toleramos. Esto se debe a que el agua aporta resistencia y permite mover con facilidad las extremidades corporales. Por esta razón, al ejercitarnos de manera intensa en estas condiciones podemos obtener músculos tonificados e incluso quemar más calorías que si lo hiciéramos fuera del medio.

Rutina de ejercicio en el agua

El ejercicio en el agua o aquafitness trae consigo numerosos beneficios, pese a que tu cuerpo se siente más liviano. Por ejemplo:

  • Calorías quemadas: el aquagym es ideal porque te puedes mover con un esfuerzo extra debido a la resistencia del agua. En este caso, debes ejecutar movimientos intensos para poder quemar la grasa.
  • Movimientos más fluidos: el entrenamiento acuático impide que las articulaciones sufran igual que cuando lo haces en tierra firme. Dado de que flotas y te sientes más ligero, la misma resistencia del agua te beneficia; disminuye el impacto en las extremidades y por lo tanto te ayuda a proteger tus articulaciones y a reducir el dolor que puedas llegar a sentir al realizar un ejercicios de alta intensidad
  • Beneficios al corazón: el aquafitness permite que tu cuerpo se relaje a una temperatura más baja de lo normal. Por ello, tu corazón no requiere latir más fuerte, a diferencia de cuando practicas algún deporte en el exterior.
  • Vitamina D: si la gimnasia en el agua la realizas al aire libre, la vitamina D la obtienes directamente de la luz solar y estos, sin duda alguna, es un beneficio extra para el cuerpo.
  • No influye la edad: las personas de cualquier edad pueden realizar el ejercicio en el agua; ya que como describimos anteriormente, no existen riesgos mayores para las articulaciones o esfuerzos del corazón. Sin embargo, es probable que debas plantearte una rutina de acuerdo a tu edad.

Ejercicio en el agua, algunas ideas

Ahora que conoces algunos de los beneficios más destacados del deporte en la piscina o el agua en general; aquí te indicamos los mejores ejercicios para el aquafitness:

Abdominales superiores e inferiores

Para entrenar el tren central del cuerpo puedes empezar por practicar el deporte en la piscina. Una vez allí, puedes iniciar con los abdominales superiores, colocando las piernas en el borde y bajando la cadera al nivel del agua, juntándola con la pared. Posteriormente, tienes que colocar los brazos en el pecho y empezar a realizar el ejercicio, combinando trayectorias cortas o largas.

En el caso de que desees entrenar los abdominales inferiores, debes colocar la espalda junto a la pared de la piscina. En este caso, el agua debe llegar hasta la altura de tu pecho aproximadamente.

Por otro lado, para nivelarte tienes que colocar los brazos y manos en el borde y sujetarte. Posteriormente, debes estirar las piernas y doblar las rodillas hasta el pecho.

Estos ejercicios en la piscina los puedes practicar en repeticiones de 20 a 30 veces, según el esfuerzo que desees lograr. Además, tienes que plantearte series de 3 o 4.

Sentadillas

Con el aquagym puedes realizar sentadillas igual que lo haces cuando estás a nivel del suelo. Este es un ejercicio en el agua en el que debes colocarte en un área donde el agua de la piscina te llegue hasta la cintura para poder empezar con la práctica.

Puedes iniciar con 20 repeticiones y 4 series e ir incrementando los números, con el objetivo de aumentar la intensidad a medida que pase el tiempo.

Gimnasia en el agua con saltos

En este caso, debes ubicarte en un lugar donde el agua alcance la altura de tu pecho. Posteriormente debes colocar las piernas firmes y cercanas entre sí. Después, sólo debes impulsarte usando las puntas de tus pies y apoyarte con toda la planta una vez que caigas.

Este es un ejercicio en el agua destacado y lo puedes repetir por límite de tiempo, por ejemplo 1 o 2 minutos. También puedes aplicar las series y repeticiones, e incluso alternar con cada pierna; para darle mayor dificultad al ejercicio.

Bicicleta

La bicicleta es un deporte en la piscina ideal para muchos. Para ejecutarlo, debes flotar en el agua con tus brazos, utilizar un rollo de polietileno o sostenerte con una pared. La idea es pedalear e incrementar el ritmo a medida que vayas avanzando.

También puedes cambiar el sentido del pedaleo y repetirlo por tiempo o usando las repeticiones y series, al igual que en los casos anteriores.

Andar y correr

Dentro de los diversos ejercicios en el agua que puede realizar para llevar a cabo un buen entrenamiento acuático se encuentra andar y correr. Para ello y, con el agua por la cintura, tienes que recorrer una distancia determinada dentro del agua. Tienes que dar pasos firmes, hacia delante y luego hacia atrás durante dos a tres minutos. Esta es una excelente manera de calentar tu cuerpo.

Por otro lado, para comenzar a correr como parte del entrenamiento acuático debes desplazarte a lo largo del agua. En este caso, tienes que acelerar el ritmo a diferencia del ejercicio anterior, como si estuvieras practicando running. Esto lo puedes hacer por un tiempo de hasta cinco minutos y durante ese tiempo puedes aumentar la velocidad para incrementar la dificultad.

Disfruta del ejercicio en el agua

La gimnasia en el agua es una de las mejores formas de tonificar tu cuerpo de una manera distinta a la habitual. Debido a todos sus beneficios, con este tipo de ejercicios puedes mantener tu salud en excelentes condiciones.

Lo ideal es que realices el ejercicio en el agua por lo menos tres veces por semana. Incluso, es recomendable que planifiques tu horario para que puedas lograr tus objetivos.