Productos baratos para piscinas y jardin

Las piscinas con agua salada están ganando cada vez más terreno en comparación a las piscinas de cloración tradicional. Esto se debe a las múltiples ventajas que una piscina con sal puede ofrecer a los usuarios.

Una piscina de cloración salina es la mejor opción si estás pensando en adquirir una piscina para tu hogar. Además de su precio más bajo, este tipo de piscinas ayudan a cuidar el medio ambiente y cuidan tu salud de la mejor manera.

¿Qué son las piscinas de cloración salina?

La cloración salina es una tecnología relativamente nueva pero que cada vez es más utilizada alrededor del mundo. Y antes de ver todas las ventajas de las piscinas de agua salada, es necesario que recordemos como es su funcionamiento.

En resumen, consiste en aplicar sal común al agua de la piscina mediante unos aparatos llamados cloradores salinos; estos equipos separan el cloro de la sal y lo utilizan para mantener el agua purificada.

Ventajas de las piscinas de agua salada para los usuarios

Sin duda alguna, la cloración salina en piscinas ofrece múltiples ventajas en la actualidad. Desde ahorro económico hasta ser una solución más ecológica.

Veamos algunas de las ventajas más importantes de las piscinas de agua salada frente a las piscinas tradicionales de cloración química:

Las piscinas con sal son más fáciles de mantener

Esta es una de las mayores ventajas de las piscinas con sal. Su facilidad de mantenimiento las convierte en la mejor opción para aquellos que están pensando en instalar una nueva piscina o remodelar la actual.

El mantenimiento de las piscinas con sal puede ser realizado por cualquiera. Esto se debe a que, gracias al proceso de electrólisis salina que se realiza, el mantenimiento es muy sencillo. Normalmente la principal tarea será cargar sal en el depósito cada cierto tiempo.

Una ayuda para el medio ambiente

Otra de las grandes ventajas que presentan las piscinas de cloración salina en relación a los sistemas tradicionales es su ayuda al medio ambiente.

El uso de cloradores salinos permite que las emisiones de gases, producto de la cloración química desaparezca. Lo que convierte a estas piscinas en piscinas ecológicas altamente sostenibles y en una gran opción si te preocupa el medio ambiente.

Las piscinas con agua salada son mucho más saludables

Otro factor que explica porque las piscinas con cloración salina se han vuelto tan populares, son sus beneficios para la salud de los usuarios.

Antes de continuar debes saber que la sal de las piscinas con cloración salina, no es igual a la sal del mar. Es decir, que tu piscina sea una piscina con sal no quiere decir que tendrá la misma concentración salina que el mar. En este tipo de piscinas, la concentración de sal es menor, por lo que la ingesta accidental de agua ya no es un mal trago 🙂

Ahora ¿Cómo es posible que sea más saludable? Es sencillo. Al no usar químicos como el cloro y otros utilizados para las piscinas tradicionales, proporciona una sensación mucho más sana a los usuarios. Las irritaciones de piel, o el desagradable olor a cloro van a desaparecer para siempre gracias a la cloración salina en tu piscina.

Además, al usar una piscina con agua salada, no es necesario usar gafas para el agua. Porque el proceso de cloración natural no irrita la vista y la convierte en la piscina ideal para el disfrute de toda la familia.

Y no podemos dejar de mencionar que el agua salada es perfecta para aliviar dolores de articulaciones, mejorar la circulación sanguínea y dejar la piel libre de toxinas. Esto convierte las piscinas de agua salada no solo en un elemento recreacional sino en uno terapéutico.

Menos dinero, más diversión

El ahorro económico es otra de las ventajas que hay que destacar de las piscinas con agua salada. Esto es debido, en gran parte, a que los equipos encargados de la electrólisis salina utilizan muy poca energía eléctrica.

En pocas palabras, los equipos necesarios para que tu piscina ecológica se mantenga en óptimas condiciones, no gastan recursos. A diferencia de las piscinas tradicionales que pueden hacer que tu factura de la luz se dispare.

Otro aspecto en el que las piscinas con cloración salina ahorran es en sus productos. Al no utilizar ninguna clase de producto químico para su mantenimiento, tu piscina se mantendrá en óptimas condiciones con mucho menos presupuesto.

Piscinas con agua más azul

Aunque no parezca gran cosa, la parte estética es muy importante. Las piscinas con agua salada ofrecen un color más vivo y azul que las piscinas con cloración química.

Esto cobra especial relevancia si tu idea es construir un jardín en el que puedas disfrutar con tus amigos y familia. La cloración salina aportará un color más bonito a tu piscina, que ahora se integrará mejor en el entorno.

Como puedes ver, las piscinas con agua salada son el futuro de las piscinas. Olvídate para siempre del uso de productos químicos y empieza a disfrutar de piscinas ecológicas; estos tipos de piscinas son de fácil mantenimiento y además contribuyen a la salud de toda tu familia.