Productos baratos para piscinas y jardin

El verano ya está con nosotros, y no hay nada más agradable que un refrescante baño en nuestra piscina. Además, con las restricciones de aforo de las playas, la piscina se convierte en el mejor recurso para disfrutar del buen tiempo en compañía de familiares y amigos, pero ¿tienes que solucionar el agua verde de tu piscina?.

En muchas ocasiones, observamos el agua verde en la piscina. Esta circunstancia hace que parezca que la piscina está sucia y descuidada. Solucionar el agua verde es sencillo siguiendo los consejos que encontrarás a continuación.

Aprenderemos a evitar el agua verde en la piscina y los tratamientos más adecuados para solucionar el agua verde y poder sacarle el máximo rendimiento a nuestro baño y el de nuestros invitados.

¿Qué es el agua verde de las piscinas?

Antes de solucionar el agua verde, veamos qué es ese molesto color que aparece en el agua y que le da un aspecto horrible a la piscina. El color verde del agua procede generalmente de las algas. El aire y la lluvia depositan las esporas en el agua, y reciben alimento de las partículas que les proporciona la vegetación contigua a las piscinas que acaba llegando al agua.

Otros elementos como los protectores solares o los geles para el pelo, además de las células que se desprenden de nuestro cuerpo, contienen gran cantidad de nutrientes y vitaminas que alimentan a las algas, favoreciendo su crecimiento hasta que consiguen decolorar por completo el agua de la piscina.

Solucionar el agua verde

No hay que alarmarse, existe solución al agua verde. Si las algas ya han invadido tu piscina te explicaremos paso a paso cómo hacer que recupere su color original. Una vez hayas aprendido a solucionar el agua verde, ya nunca más te verás afectado por este contratiempo, ya que encontrarás solución rápida para el agua verde cómodamente y sin esfuerzo. Comenzamos.

La limpieza para solucionar el agua verde

Lo primero que debemos hacer para deshacernos del desagradable color verde del agua es una limpieza exhaustiva de la piscina, tanto en el fondo como en la superficie. En el fondo retiraremos los restos de hojas y con el cepillo separaremos los elementos que se hayan adherido al suelo. Es igual de importante limpiar las paredes y las zonas contiguas al agua, ya que ahí también se depositan los microorganismos que pueden acabar cayendo a la piscina.

La desinfección de la piscina

Ya tenemos la suciedad separada de las paredes y fondo de la piscina. Ahora debemos comprobar que los filtros estén limpios y dejar que el motor cumpla su ciclo de depuración. Una vez realizado, volveremos a limpiar los filtros para eliminar los residuos sólidos que estaban adheridos a la estructura.

Es la hora de desinfectar el agua y empezar a ver cómo cambia de color. Para ello tendremos que utilizar productos químicos como el cloro de choque, que desinfecta la piscina con más rapidez. La cantidad de cloro utilizada dependerá del tamaño de la piscina y las recomendaciones del fabricante.

Recuerda que es muy importante que lo filtros estén limpios y libres de obstrucciones. De su eficacia dependerá la recuperación del color natural del agua, así como del pH, que debe estar equilibrado entre 7.2 y 7.6.

Los floculantes para aclarar el agua

Una vez que hayan actuado los desinfectantes, solucionar el agua verde te será mucho más sencillo. De hecho, después del paso anterior, tu piscina debería haber mutado su color verde al azul. Hemos avanzado mucho en la recuperación de la piscina. Ahora queremos que el agua azul pase a ser transparente y se vea apetecible para el baño.

Este es el momento en el que entran en juego los floculantes. Los floculantes se encargan de agrupar la suciedad del fondo de la piscina para que sea más sencillo eliminarla con el limpiafondos. Una vez más deberás consultar la cantidad recomendada por el fabricante para tu piscina o consultar con un profesional que te pueda aconsejar.

Tienes que dejar actuar al floculante una media de 8 horas y después pasar el limpiafondos por tu piscina, recuerda que los niveles de pH deben estar equilibrados. Con estas acciones, el color del agua de tu piscina debería recuperar su transparencia original.

Solucionar el agua verde con alguicidas

Los alguicidas tienen una doble función. En los casos en que las piscinas estén repletas de algas, los alguicidas ayudarán a su eliminación de manera más eficaz. Para aplicar los alguicidas hay que esperar a que pase un día después del proceso de desinfección, cuando el agua ha perdido ya su tono más verdoso. Recuerda consultar las instrucciones y recomendaciones del fabricante para utilizar los alguicidas de forma correcta.

La otra función de los alguicidas es la preventiva. Además de ayudar a la eliminación de las algas, estos productos actúan como barrera para la generación y reproducción de nuevos microorganismos que puedan decolorar el agua de la piscina.