Productos baratos para piscinas y jardin

Es común sumergir perros en la piscina en la temporada de verano entre quienes los consideran un miembro más de la familia. Además todos sabemos que las mascotas llegan para ocupar un lugar muy especial en casa. Por este motivo es importante informarse acerca de los peligros a los cuales se pueden exponer al meterlos en una piscina. Recuerda que cuidar de ellos también es cuidar a toda la familia. ¡Zambúllete con nosotros en este interesante artículo!

Advertencias acerca de los perros en la piscina

Para nadie es un secreto que normalmente los perros se divierten mucho en el agua, pero no siempre es así. Es importante respetar el espacio de la mascota y no obligarla a hacer una actividad que no disfrute. En el caso de las piscinas, estas facilitan que el perro haga ejercicio, se refresque y aparte se entretenga. Sin embargo, debes considerar algunos puntos vitales como, por ejemplo:

¿Cómo de perjudicial es el agua de la piscina para los perros?

El agua de las piscinas es tan perjudicial para los perros como para los humanos y tal vez un tanto más. Es por este motivo que un perro no debe beber agua de la piscina por todos los químicos que tiene. Una intoxicación en este caso podría ser bastante perjudicial para él. Es así que hay que enseñar a la mascota a que sólo tome agua en un recipiente de agua cerca de la piscina. Igualmente al sumergirse siempre estará expuesto a digerir algo del agua de la piscina.

Adicionalmente, siempre hay que enjuagar con agua natural al perro antes y después de usar la piscina. ¿La razón? Se enjuaga antes para evitar que ensucie la piscina y después para que los químicos no le irriten su piel y ojos. No hay que bañar el perro en la piscina sino fuera de ésta. Como verás, las mascotas en piscinas son una responsabilidad al igual que los niños pequeños.

Respecto a la accesibilidad

¿Cómo de accesible es tu piscina para tus mascotas? Si es muy accesible, este es un peligro inminente para ellas. Al igual que con los niños hay que restringir la entrada a la piscina con algún tipo de aislamiento. Un perro puede entrar a una piscina y luego tener dificultades para salir y ahogarse. Entonces tu mascota nunca puede estar en la piscina sin que tenga la supervisión permanente de una persona.

También en este punto es importante que el perro tenga escaleras o un medio sencillo para salir. En estos casos se recomienda ponerles chalecos salvavidas por si te quedas dormido tomando el sol. En el caso de los cachorros en la piscina es mejor no meterlos, al menos mientras crecen y desarrollan mayor destreza, fuerza y defensas.

Tiempo de exposición al sol

Generalmente las piscinas tienen una importante exposición al sol, un aspecto que puede perjudicar a tu perro. No olvides que tu mascota no puede exponerse a fuertes rayos solares durante más de treinta minutos. De lo contrario su piel se podría ver muy afectada. En el verano se recomienda ponerles crema en la nariz para evitar que ésta se queme y se reseque.

Los insectos, enemigos de los perros dentro y fuera de la piscina

Es más probable que una avispa pique a un perro dentro del agua que fuera de esta. La razón es porque las avispas se acercan al agua para beberla. En estas condiciones, tu perro se puede sentir muy tentado a perseguirlas y cazarlas. Es importante vigilar que esto no pase porque las reacciones alérgicas de los perros pueden llegar a ser muy peligrosas. Si esto llegara a pasar es importante acudir de inmediato al veterinario.

Al hacerle mantenimiento a la piscina el perro no debe estar presente

Nuevamente te recordamos que los perros son como niños pequeños y pueden actuar de la misma manera. Su curiosidad los puede llevar a tener contacto directo con los productos químicos de la piscina que para ellos son veneno. Por esto siempre recomendamos que los perros estén alejados mientras se hacen las tareas de mantenimiento de la piscina.

Peligros adicionales de meter perros en la piscina

Además de todo lo anterior se deben tener en cuenta otros factores importantes como:

Lesiones físicas

Normalmente los perros deben hacer mayor esfuerzo dentro del agua para poder mantenerse a flote. Como nos pasa a nosotros, ellos pueden sufrir un calambre que no les permita nadar. Por esta razón nunca un perro debe quedar solo en una piscina para que los dueños puedan auxiliarlo en estos casos. Además, puede sufrir algún tipo de lesión muscular. ¡Siempre hay que estar atentos a ellos! Las mascotas en el agua pueden estar expuestos a distintos inconvenientes.

Estancamiento por la acción de filtros

Este es un gran peligro que corren los perros, no sólo porque son más pequeños que los humanos, sino también por su pelaje. Cuando los equipos de filtrado se activan y las mascotas están dentro de las piscinas pueden absorber su pelaje, hundirlos y no soltarlos. Es así que es mejor mantener apagados los equipos si tu mascota se encuentra dentro de la piscina.

Ahora que sabes todo acerca de los perros en la piscina, ¡equípala con seguridad con nosotros!