Productos baratos para piscinas y jardin

Las piscinas de cloro o sal son la solución perfecta para esas temporadas donde las altas temperaturas llegan para quedarse unos cuantos meses. Sin embargo, hay diferencias entre estos dos tipos de piscinas y cada una tienen sus beneficios y sus desventajas. Entonces, aquí queremos mostrarte en qué consiste cada una para que elijas la que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Síguenos atentamente y disfruta de una piscina ideal!

Diferencias entre piscinas de cloro o sal

Durante años las piscinas de cloro han sido la alternativa más conocida para muchos, pero en los últimos años la cloración salina ha llegado para quedarse. Esta última ha ganado muchos adeptos entre quienes por años han tenido que mantener una piscina. ¿Las razones? Aquí te las daremos. Lo que sí es cierto es que estos dos tipos de cloración son los más populares en la actualidad.

Piscinas de cloro

Las piscinas de cloro utilizan un tipo de cloración química que inicialmente puede tener un bajo coste, pero con el tiempo se incrementa de manera importante. Esto se debe a que se tiene que seguir incorporando otros productos químicos caros para obtener buenos resultados.

Si bien una piscina con cloro tiene un fácil mantenimiento. también es cierto que provoca inconvenientes como irritabilidad en los ojos y la piel. Además, puede causar alergias y no es lo mejor para el cuidado del medio ambiente. Recordemos que el cloro libera dióxido de carbono, lo que puede perjudicar los desagües y el ambiente en sí. Asimismo, no es lo más recomendable para personas que sufren de problemas en la piel o a nivel bronquial.

Piscinas con cloración salina (de sal)

Las piscinas saladas utilizan un sistema de cloración salina que se encarga de aprovechar la sal para generar hipoclorito de sodio. Para esto se instala un equipo desde donde se genera el elemento que va a desinfectar satisfactoriamente toda tu piscina. Una de las grandes ventajas de las piscinas de sal es que no produce ninguna clase de alergia o irritación en los ojos y la piel. Tampoco afecta a los bronquios de las personas. Incluso, este tipo de piscina acelera el proceso de bronceado de la piel.

Funcionamiento

En la cloración salina se añade sal a la piscina hasta conseguir una concentración entre 4 y 6 ppm (la concentración usual en el mar es de 38 ppm). Es así que, te podrás dar cuenta lo sano que es para los ojos y la piel sumergirse en una piscina con cloración salina. Este sistema no utiliza productos químicos que afecten de alguna manera el organismo del ser humano y animales.

Cuando la sal se disuelve en el agua, pasa por el clorador salino que la depura y genera una corriente eléctrica al pasar unos electrodos. Dicho proceso es la electrólisis que separa el sodio del cloro. Entonces, dentro de un pH del agua de entre 7,1 y 7,3 se forma el ácido hipocloroso que desinfecta el agua de la piscina.

Ventajas

Algunos de los grandes beneficios que puedes obtener con una piscina de cloración salina son:

  • Solo se usa agua y sal que son dos elementos completamente naturales que no contaminan el medio ambiente ni son nocivos para la gente. También, la sal se recupera y genera una retroalimentación del sistema que te ahorrará mucho dinero.
  • No tendrás que gastar en otros productos químicos que suelen ser contaminantes y caros. Al contrario, ahorrarás mucho en mantenimiento y reducirás notablemente el consumo del agua. Lo único que se consumirá es energía eléctrica, pero nada que sea excesivo.
  • Una vez que la sal está incorporada en el agua, tendrás un sistema de electrólisis completamente autónomo que no te va a demandar nada más. Es así que, te olvidarás de transportar grandes bidones de cloro.
  • El método de cloración salina permite generar el suficiente desinfectante para que no tengas que añadir otros complementos químicos que son absolutamente peligrosos. Un aspecto importante, sobre todo, si tienes niños pequeños en casa.

Como verás, hay suficientes razones para inclinarse por un sistema de cloración salina para mantener el agua de tus piscinas completamente cristalina y desinfectada. Hasta aquí, ¿qué te llama más la atención? ¿mantener piscinas de cloro o sal?

¿Tiene alguna desventaja la cloración salina?

Por supuesto, nada en esta vida es perfecto, pero tampoco son aspectos muy preocupantes. Algunas de sus principales contras son:

  • Debes estar muy pendiente de que el agua conserve un pH correcto. Sin embargo, esto se consigue fácilmente con la ayuda de kits de análisis que son muy sencillos de utilizar.
  • Un equipo de electrólisis salina requiere de una inversión inicial, pero créenos, ¡vale la pena! Con el tiempo verás lo mucho que te habrás ahorrado en mantenimiento. También, estos sistemas de electrólisis requieren de un mantenimiento estricto que, si bien no es difícil, sí debe ser periódico.

Igualmente, en cualquier sistema de desinfección de una piscina hay que tener en cuenta estos dos aspectos.

¿Por qué piscina inclinarse?

Todo depende del tiempo y dinero que quiera invertir. Sin embargo, es todo un hecho que cada vez más personas se inclinan por la cloración salina y eso habla por sí solo de su éxito.

¿Tienes más dudas sobre usar piscinas de cloro o sal? Contacta con nosotros ¡Estamos para ayudarte!