Productos baratos para piscinas y jardin

Sin lugar a dudas disfrutar de un buen chapuzón en una piscina natural suele ser una experiencia única y relajante. Las piscinas naturales en España se encuentran a lo largo de todo el país, algunas ocultas en las montañas y otras muy cerca de las playas.

Podríamos decir que disfrutar de las ricas aguas de una piscina natural en España, permite aprovechar al máximo las bondades de la naturaleza. Sobre todo, sin tener que arriesgarte a las multitudes de una piscina o mantener una distancia social adecuada en la playa.

Las 10 mejores piscinas naturales en España

Descubre con nosotros las que consideramos las mejores piscinas naturales en España, de agua dulce y salada, que destacan por los impresionantes atractivos del entorno que las rodea.

1.      Gargantas de los infiernos, Cáceres

En la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, la erosión del río ha excavado grandes hoyos en la roca. Estos son conocidos como hervidores gigantes u ollas gigantes, cuyas piscinas se conocen popularmente como la zona de Pilones.

Los Pilones están rodeados de robles, castaños y por supuesto hermosos cerezos típicos de la zona del Valle del Jerte. ¡Un espectacular paisaje de rocas y aguas cristalinas!

2.      Las Chorreras, Cuenca

Las Chorreras del Río Cabriel, en la localidad de Enguídanos, en Cuenca, son un espectáculo para los sentidos.

Aquí no encontrarás una, sino un sinfín de pequeñas pozas cristalinas rodeadas de quebradas y rápidos, así como de aguas tranquilas, hoces y hermosa naturaleza.

También existe una ruta de senderismo desde el mismo pueblo de Enguídanos, la cual te llevará a las diferentes piscinas del lugar. La temperatura del agua es perfecta, en un entorno natural de un colorido extraordinario.

3.      Pozas de Mougás, Pontevedra

A los pies de Serra da Groba, se pueden visitar las divinas pozas de Mougás. Sin duda, uno de los atractivos turísticos más importantes de toda la provincia de Pontevedra.

Estas pozas, de aguas limpias y cristalinas, se formaron gracias a la fuerza con la que los ríos descendían hacia el mar, creando unas de las mejores piscinas naturales en España.

Muy cerca de la zona puedes visitar también el Rego das Pías, un arroyo que vierte su agua en una poza semi-artificial con una pequeña cascada, situado en una pequeña meseta.

4.      Las Pozas de A Chavasqueira, Ourense

A orillas del río Miño se encuentran las Pozas de A Chavasqueira, unas pozas muy diferentes a todo lo que hayas visitado hasta la fecha. Estamos hablando de unas piscinas termales, para el uso y disfrute de vecinos y visitantes.

Estas aguas son fluoradas, bicarbonatadas y sulfuradas de mineralización media, por lo tanto, se mantienen con una agradable temperatura que ronda los 40° centígrados.

5.      Les Charcones, Lanzarote

Al suroeste de la isla de Lanzarote se encuentran Los Charcones, uno de los rincones más secretos de la isla ubicado en el Atlántico.

Esta piscina natural de agua salada se extiende en una franja de 2 kilómetros, que se ubica a medio camino entre el faro de Pechiguera y las Salinas de Janubio. Sus aguas son cristalinas, limpias y muy refrescantes.

6.      Charca del Canalón, Málaga

Este hermoso estanque malagueño se encuentra cerca del pueblo de Están, junto al río Verde. Esta piscina se puede definir como un verdadero paraíso terrenal y un oasis en el corazón de Málaga.

El Charco del Canalón son en realidad tres pozas realmente fantásticas. De hecho, la primera tiene una corriente fuerte, en la que debes ser cuidadoso. La segunda es ideal para tu familia, especialmente si vas acompañado de niños, ya que esta poza es apacible y de poca profundidad. En cuanto a la tercera, es ideal para disfrutar de increíbles cascadas en aguas cristalinas.

7.      Fuentes de Algar, Alicante

A solo unos 3 kilómetros de Callosa de Ensarriá y a unos 15 km de Benidorm se encuentran las fuentes del Algar. Estas hermosas piscinas naturales en España, formadas a lo largo del camino del río Algar tienen numerosas cascadas, fuentes y manantiales.

Las fuentes del río Algar son un paraíso natural. Además, cuentan con una exuberante vegetación mediterránea y aguas cristalinas y rincones de gran riqueza ecológica.

8.      Fontcalda, Tarragona

Situada en Gandesa, Tarragona, la piscina de Fontcalda es un antiguo balneario termal de finales del siglo XIX. Además, sus aguas contienen cloruro y carbonato cálcico, sulfato de magnesio y cloruro sódico.

En Fontcalda podrás disfrutar de un entorno natural incomparable que puedes compartir con tu familia y amigos, mientras tomas un refrescante baño. Además, llegar a Fontcalda también es un disfrute, ya que el camino se encuentra rodeado de a un pintoresco cañón rocoso y de paisajes únicos.

9.      Gulpiyuri, Asturias

En la localidad asturiana de Llanes se encuentra la piscina Gulpiyuri, una pequeña playa circular en plena naturaleza. Esta piscina de agua salada está formada por agua filtrada a través de las rocas.

Su agua es cristalina y muy tranquila, ideal para disfrutar en familia, sobre todo si viajas con niños.

10.  Piscinas naturales de Agaete. Gran Canaria

Una de las particularidades de las piscinas naturales de Agaete, es que se encuentran rodeadas de mar abierto. Aquí no solamente puedes disfrutar de la suave brisa del mar, también puedes gozar de la tranquilidad del agua y los cálidos rayos del sol.

Piscinas naturales en España: un paraíso para disfrutar

Conocer y disfrutar de las piscinas naturales en España es una aventura que bien vale la pena vivir. Descubre la naturaleza con sus colores, sus aromas y sus bondades en una piscina natural. ¿Quieres revivir la sensación en tu propia casa? Una piscina con playa puede ser tu mejor opción 😉